Entrevista - Cervezas Colmo

¿Quiénes sois en Cervezas Colmo?

Esta pregunta va a tener una respuesta un poco extensa, hay mucha gente involucrada de diferentes maneras en este proyecto y no me gustaría olvidarme de nadie.

Mucha gente generosa que desde el primer momento nos apoya, y que sin su ayuda y dedicación, este sueño no se hubiera podido hacer realidad.

Cervezas Colmo nace en los Ancares de Lugo, una zona de montaña muy conocida, situada en un enclave privilegiado. Un auténtico paraíso natural para los amantes de la naturaleza.

En este proyecto participan los agricultores locales que nos ayudan a trabajar la tierra, en el proceso de abonado, siembra, siega y cosecha del centeno.

También los artistas “teitadores” Juan y Santos, que se encargan de manera manual, de poner bonitos los “teitos”- techos- de nuestras pallozas, hórreos, etc. cubriéndolos con colmos (los colmos, son atados de paja con los que se cubren los tejados de este inigualable patrimonio). Éste trabajo sin duda, es de lo más laborioso y artesanal, requiere de gran maña y sabiduría.

No nos podemos olvidar del trabajo de los chicos de Micromaltería Grannaria, que maltean nuestro grano obteniendo la valiosa malta con la que se elabora nuestra Rye IPA y tampoco de Cervezas Castreña y del equipo de Milana, en Valladolid, que están desde el principio apoyando el proyecto con su amplia experiencia en el sector.

Así mismo, estamos rodeados de un grupo de amigos, familiares y vecinos que aportan su granito de arena en la parte audiovisual, marketing y diseño de cervezas Colmo.

Hay muchos clientes que para nosotros son parte del proyecto, nos ayudan desde el principio, consumiendo habitualmente nuestra cerveza. Al igual que las tiendas, bares y restaurantes que están apoyando nuestro proyecto con sus negocios, apostando por la venta de la Colmo.

Volcados desde el minuto cero y parte vital de Cervezas Colmo, tenemos a la familia del Hotel Piornedo, situado en las entrañas de los Ancares. Ellos son los mejores anfitriones, y desde su hotel ofrecen nuestra cerveza a toda su generosa y fiel clientela interesada por ella.

Mención muy especial al principal causante de este proyecto, mi suegro Manolo. Él comenzó a plantar el centeno autóctono en Vilarello de Donís, lugar donde se cultiva el centeno de nuestra cerveza. Además de mimar este centeno y cuidarlo, Manolo nos ayuda en la separación del grano de la paja y en la realización de los ya citados colmos, todo hecho de forma manual, con mucha paciencia y cariño. Manolo es un auténtico fenómeno y una especie en extinción en estas tierras.

Por último, desarrollando este proyecto, sufriéndolo, disfrutándolo y dándole forma cada día, estamos mi pareja Mireia y yo.

A ella le corre sangre ancaresa por todos los costados, cuenta con una sensibilidad especial para mostrar siempre la Colmo en su mejor estado.

Y yo, después de desarrollar varios proyectos de ingeniería y sostenibilidad, amante del buen comer y buen beber, y en continua lucha por la dinamización de estas zonas de montaña, cuento esta bonita historia que ojalá tenga muchos capítulos por contar. Y que todos sean tan apasionantes como los que hemos vivido este primer año de vida de nuestra Colmo Ancares Rye IPA.

¿Cuál es vuestro sueño como equipo?

El sueño principal, y que nos mantiene a todos muy ilusionados, es ayudar a levantar nuestro increíble patrimonio cultural y etnográfico. Volver a ver los “teitos” de nuestras pallozas, hórreos y palleiros de la zona, cubiertos de paja de centeno y convertir nuestra cerveza Colmo Ancares, en un referente del sector de las cervezas artesanas elaboradas con este rústico cereal.

Por eso, hemos decidido poner en valor los productos elaborados con el grano de nuestros cultivos. De momento con cerveza, pero seguramente surjan otros productos relacionados y quizás alguna otra cerveza, ¿por qué no?

Háblanos de “Colmo Ancares Rye IPA” esta innovadora cerveza que os ha hecho ser uno de los 5 grandes finalistas: ¿cómo surgió la idea?

La idea surgió en 2019, a finales de julio, cuando hicimos los primeros colmos del centeno plantado el año anterior por Manolo, mi suegro, un auténtico amante y conocedor de su tierra en Ancares.

En octubre del 2017 hubo unos horribles incendios en esta zona. Además de quedar arrasado el maravilloso monte que nos rodea, el fuego casi se lleva por delante las casas de toda la parroquia, poniendo en peligro la vida de la gente que habita las aldeas.

Entre estas aldeas, se encuentra Vilarello de Donís, situada en una zona de especial protección medioambiental, Reserva de la Biosfera, Red Natura 2000, Zepa y que, además, cuenta con un importante patrimonio etnográfico todavía en pie.

Después de lo ocurrido, Manolo, muy unido sentimentalmente a Vilarello, junto con algún vecino, empezaron a cultivar de nuevo el centeno en estas tierras no trabajadas y totalmente en desuso, con el fin de que el nuevo centeno sirviera como escudo protector ante la posibilidad de futuros incendios.

Por mi parte, conocía ligeramente el sector de la cerveza artesana y su conexión con el mundo rural. En esta vivencia vi unos lazos muy fuertes entre el centeno, el mundo de la cerveza, y los “teitos”.

Un proyecto circular que actuaba sobre el territorio y que ponía en valor los productos obtenidos en él, todos ellos de gran pureza, principalmente por su ubicación.

Inspirado por una lata de cerveza “8 Ball Rye IPA de Beavertown” que tenía en mi colección, y por la incesante búsqueda de algún proyecto que pudiera evitar la desaparición de los “teitos” en esta inigualable zona, surgió la iniciativa de elaborar una Cerveza con nuestra propia malta de centeno.

Así fue como nos pusimos manos a la obra y en las Navidades del 2019 nació nuestra “Colmo Ancares Rye IPA”.

¿Cuál crees que es su valor diferencial?

Además de ser una cerveza elaborada con nuestra propia malta de centeno autóctono y un ligero toque de miel de Ancares, la parte social, cobra mucha importancia.

A la recuperación del centeno en estas zonas de montaña y de su vinculación con la bioconstrucción, mediante la construcción de “teitos” hechos con paja de centeno, para la recuperación del patrimonio.

Todo ello, hace que nuestra Colmo Ancares sea una cerveza muy especial y con un mensaje muy potente, que pretende llegar al mayor número de personas que tengan cierta sensibilidad con estos lugares tan especiales y únicos.

La cerveza de la que os sentís más orgullosos

Sin ninguna duda, de nuestra Colmo Ancares Rye IPA. Cada día estamos más orgullosos e ilusionados con nuestro proyecto y con toda la gente que formamos parte de él.

Una anécdota curiosa de vuestra trayectoria como cerveceros...

Fue un momento muy especial que recuerdo perfectamente.

Cuando elaboramos el primer lote (500 litros), estuvo lista el día 23 de diciembre del 2019. Llevábamos 2 meses esperando para poder probar el resultado final. Después de todo el esfuerzo e ilusión puesto en el experimento, llegó el momento, y recuerdo que estaba muy nervioso, ansioso de probarla. Ese primer trago fue largo, pero cuando la saboreé, me salió una sonrisa que expresaba el placer de probar nuestra ansiada cerveza de centeno de Ancares.

Una sonrisa de satisfacción por tanto esfuerzo y cariño puesto en nuestra Colmo Ancares Rye IPA.

Un truco o detalle técnico, que quieras compartir con otros cerveceros...

Cualquiera que sea tu proyecto, hay que mirar siempre a tu alrededor. Dedícale tiempo a observar lo que te rodea y utilízalo, estamos rodeados de historia y naturaleza muy enriquecedora.

Y, por último...

Un mensaje que quieras enviar a toda la comunidad cervecera:

Mi mensaje sería: ¡¡Dejad de sacar cervezas, cabrones!! que nos vais a volver locos... (risas) Ya en tono un poco más serio, les daría las gracias por tanta dedicación y creatividad a toda la gente que está en este gremio. Realmente es algo único y muy potente, es un sector en continua evolución e innovación que está muy vivo.

Larga vida a la cerveza, Y laaarga vida a la Colmo!!