Cerveza NEIPA

La cerveza NEIPA ha revolucionado el segmento de las IPAS, llegando también con fuerza a al mercado de la cerveza artesana española. Directamente desde New England (de ahí su nombre), esta cerveza destaca por romper muchos moldes y acercar las cervezas artesanas al gran público gracias a su poco amargor en comparación con las cervezas IPA tradicionales.

¿Nuevo estilo o variante de la IPA?

Hay discordancia dentro del mundo de la cerveza artesanal. Hay cerveceros que creen que la cerveza NEIPA es simplemente una variante de la IPA y otros consideran la NEIPA un nuevo estilo propio. Nosotros creemos que solo el tiempo lo dirá; pero indudablemente las NEIPA representan un paso más en el camino de la cerveza artesana.

Características de la NEIPA.

Debido a la adición de avena y trigo, las cervezas NEIPA se caracterizan por un color casi anaranjado y muy turbio; un color más propio de un zumo de frutas que al de una cerveza. En boca aporta una sensación muy sedosa, controlando mucho el amargor para dejar paso a un sabor afrutado con notas cítricas. Otra de las características de la cerveza NEIPA es su bajísima carbonatación, otro de los motivos por la que también se la conoce como zumo de IPA.

¿Hacer una cerveza NEIPA?

Si queremos subirnos a la ola de las NEIPA debemos tener en consideración algunos factores:

  • Lúpulo: La NEIPA, igual que las IPAs tradicionales, son muy lupuladas pero mantienen el amargor a ralla. Para conseguir esto es necesario concentrarse en el proceso, pero también en el tipo de lúpulo. Nuestra recomendación es utilizar lúpulos de perfiles cítricos y tropicales, como el Simcoe, AmarilloColumbus o el clásico Cascade. Aunque os proponemos que os arriesguéis con un Mandarina Bavaria o el esloveno Celeia, lúpulos cítricos muy interesantes y menos utilizados.

  • Cereales: El trigo y la avena está directamente relacionado con la turbiedad de esta cerveza. Debemos escoger cereales con notas a cereales tipo avena o trigo; recomendamos en copos para aportar turbidez a la cerveza y consistencia a la espuma por el aporte proteico.

  • Levadura: Una de las características de las NEIPA es su bajísima carbonatación, por lo que la elección de la levadura para conseguir este perfil es fundamental. Recomendamos la levadura Safale s-33, perfecta para este estilo por su baja atenuación que favorece un mayor cuerpo; su baja floculación que nos aportará turbidez y su perfil afrutado por los ésteres generados y su capacidad de resaltar el carácter del lúpulo. También pueden utilizarse la Safale k-97 por sus notas frutales, capacidad de realzar la presencia del lúpulo y alto nivel de turbidez.

  • Amargor: Las cervezas NEIPA tienen un alto contenido y sabor a lúpulo, pero sin el amargor típicamente aportado por el propio lúpulo. Esto es debido al diferente modo de empleo en relación con el resto de IPAs. En el caso de las NEIPAS, el lúpulo se añade al final por lo que los alfa-ácidos no tienen tiempo a producir su amargor característico. Lo ideal para la cerveza NEIPA es no añadir apenas lúpulo en cocción y aportar casi la totalidad de la carga en fermentador mediante whirlpool, y -especialmente- dry hopping.

  • Aroma: Uno de los distintivos de las NEIPA es su aroma afrutado, para conseguirlo recomendamos no utilizar clarificante ni filtrar la cerveza y diseñar una distribución que favorezca el consumo más fresco posible de este estilo de cerveza.

Otros dos aspectos muy importantes a tener en cuenta son la vida útil y su relativamente alto coste de fabricación debido a la carga extra de lúpulos y aumento de las mermas. Dos aspectos que no deben frenarnos en la realización de nuestra propia cerveza NEIPA, pero que debemos tener en cuenta. La creación de cervezas NEIPA representa un reto, pero cómo vimos en los aspectos a tener en cuenta al lanzar una nueva cerveza, ¡lo más importante son las ganas!